casas-carta-natal

Significado de las casas VII a XII en la carta natal

Dentro del estudio de la carta natal, las casas astrológicas cobran un papel trascendente. Descubrir su mensaje y significado nos permitirá entender con mayor precisión aquello que los astros quieren decirnos, y que va mucho más allá de las características de nuestro signo zodiacal. Recorre a continuación los aspectos básicos de las casas VII a XII en la carta natal.

Mientras el significado de las casas I a VI tiene una estrecha relación con el mundo interno y subjetivo, las restantes seis casas astrológicas que abordaremos en este caso se enfocan en el desenvolvimiento del sujeto en el mundo externo, teniendo por lo tanto una ligazón directa con el universo objetivo.

Nadie duda de la importancia o utilidad del horóscopo del día o de los perfiles que van marcando los distintos signos del zodíaco, pero en la carta natal o astral y en sus elementos más profundos se halla la herramienta más poderosa de la astrología para avanzar en el autoconocimiento y descubrirnos a nosotros mismos. Conoce ahora el significado de las casas VII a XII:

Casa VII

Marca el primer contacto de la persona con el mundo externo, o sea su relación más importante por fuera de la familia de origen. Puede representar a la unión con la pareja, a un socio profesional o a una amistad de gran profundidad. También nos marca a los enemigos declarados y rige todas las cuestiones inherentes al matrimonio. Describe al detalle las relaciones con otras personas.

Casa VIII

Complementa a la casa II, porque también nos habla de las posesiones materiales, pero en vez de referirse a las personales como en la segunda casa se aboca en este caso a las posesiones de otros, concretamente aquellas que pueden afectarnos de manera positiva o negativa. Incluye entonces las herencias, legados, préstamos o donaciones recibidas. También se encuentra ligada a la muerte y a las transformaciones profundas.

Casa IX

casas-astrologicasSe opone a la casa III, espacio de la educación inicial, los viajes de corta distancia y la comunicación con el entorno más próximo. De esta forma, la casa IX tiene que ver con la formación superior (universitaria, religiosa, filosófica), los viajes más extensos que amplían nuestro entendimiento y la comunicación a un nivel más masivo. Se relaciona con la ley y la producción de materiales escritos.

Casa X

Aunque siempre fue ligada correctamente al mundo de las profesiones y el trabajo, el significado profundo de la casa X tiene que ver también con la manifestación de nuestra esencia interna en el mundo externo. En otras palabras, aquello que haremos para brindar algo útil a la sociedad y a nosotros mismos. Marca la relación con el padre y la necesidad de ocupar un lugar concreto en la comunidad.

Casa XI

Si la casa X nos hablaba de las ocupaciones que nos permiten tener un espacio en la sociedad y beneficiarnos con nuestro esfuerzo, la undécima casa se refiere a los objetivos planteados en función del crecimiento de un grupo social o de la comunidad en general. Indica el trabajo realizado en beneficio de otros, nuestra capacidad para entablar amistades y para ayudar al prójimo.

Casa XII

Marca el universo de las cosas ocultas, de los secretos y de los enigmas que escapan a nuestro entendimiento. Rige el inconsciente y la potencialidad de cada persona a nivel autodestructivo, las trabas internas que sin manifestarse directamente generan acciones o pensamientos negativos capaces de afectarnos. Representa a los enemigos secretos o desconocidos.